El día después…




Hoy ya es el día después, padre. Hoy continuamos con el camino, huérfanos de tu presencia corporal pero llenos de tu esencia. Será mucho más duro, pero no importa. Hoy volvemos a las rutinas sin olvidar que nos falta mucho por hacer, mucho por pedir, mucho por aprender. En esta tu casa virtual se seguirán insertando tus escritos, los que dejaste sin publicar y los que fueron editados en su día en otros foros. También los de aquellos que tengan algo que decirte, algo que preguntar, algo que reclamar, que para eso estás ahora en un lugar privilegiado y te será más fácil interceder por nosotros ante el que manda. Pero pídeselo bien, no se lo exijas, no hagas de las tuyas y piensa que Él tiene que atender también a otra gente.

La que preparaste ayer fue apoteósica, como siempre. ¡Qué te voy a contar si noté cómo sonreías desde lo alto del retablo! Muchos de ellos lloraron, pero creo que era de alegría, por ver a tanta gente reunida con un mismo fin, por encontrarse de nuevo con los amigos de siempre, por recibir otra vez abrazos y besos de los buenos. Allí estuvieron todos, unos en cuerpo, otros en alma, para contarte lo que querías oír. Sí, ya sabes, quien quiera entender, que entienda…

Traigo unas cuantas de tus palabras. No sé por qué éstas, pero seguro reconfortarán a más de uno. Nos hacen mucha falta. No olvides que somos débiles.

A los Amigos de siempre;
a los que un día pasasteis a formar parte
en mis memorias, con nombre y apellidos,
porque con vosotros hice parte del camino,
en campamentos, pascuas, acampadas
y viajes por el extranjero.
Os llamo Amigos, sin rubor y con mayúscula,
porque lo sois;
porque con vosotros disfruté,
y quiero seguir disfrutando.
A vosotros me dirijo, como un “loco”.

Muchos y gratificantes son los pensamientos que afloran en mi mente al recordaros. Recuerdo como escenarios por los que nos movíamos: La Iglesia, los centros, la cancha de baloncesto, los ríos en los que nos chapuzábamos, la finca de “los Domarcos”, la ermita de la patrona Nuestra Señora de Gracia. Y un montón de amigas y amigos que me enseñaron a vivir. Vuestros nombres permanecen escritos en mi corazón: Para siempre.

9 comentarios:

rosita dijo...

Que continúe la fiesta...
que no deje de sonar su risa, que esa vela de la ayer hablaban jamás de los jamases se apague.

Este blog tiene vida.

TACHE dijo...

Gracias padre. Por ti hoy vivimos más convencidos de que todo merecía la pena. SIN DUDARLO VALE LA PENA ESTAR LOCO

Anónimo dijo...

Supongo que a mí las energías renovadas que decía Tache en el Foro me llegarán mañana, porque hoy me he sentido como un auténtico incapaz. No sabía qué hacer, por dónde empezar, qué decir... En mis pensamientos sólo tenían cabida todas y cada una de las escenas que he vivido y ¡cómo! desde la noche de su partida: el viaje a Sevilla, el entierro, la eucaristía de ayer, los abrazos, los besos y un montón de cariñosas miradas cómplices en la pena. Hoy me faltaba algo muy importante. También, tengo que decirlo, he mirado una otra vez para todos lados porque sé que ese "cabrón" se me va a aparecer cuando menos lo espere y me dará un susto de los suyos, uno de esos que tanta gracia le hacían.

Espero encontraros a todos en el camino que nos queda por recorrer.

Un abrazo fuerte.

Jose Rivero.

Anónimo dijo...

Quiero daros las gracias a todos, a Tache,por permitirme proclamar la lectura en un día tan especial; para mí fue un lujo. Me he subido muchas veces, muchisimas al ambón de santo Domingo, pero ese día fue muy especial, sé que el cura me echó un cable desde arriba, porque imponía ver la iglesia tan abarrotada de gente. Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=dc45he-BmJA

http://www.youtube.com/watch?v=k2yb8OJHllg

Anónimo dijo...

Hace mucho que no comparto con la gente que nacimos con Pachi, pero sé que todos tenemos parte de su ser dentro. Sé que pasado el tiempo todos hemos aprendido su lección. Su fantasma es una bendición.

IAgundez dijo...

Hace muchos años, escribí este poema para todos vosotros. Ahora recordando lo que vivi el martes en Santo Domingo lo he recuperado para deciros a todos y a todas cuanto os quiero...

SON JÓVENES Y ESTÁN LLENOS DE VIDA
ESTAN LLENOS DE AMOR Y DE
ESPERANZA
SUS MANOS SON ANTORCHAS DE LUZ
PARA UN MUNDO EN TINIEBLAS.
REZAN CON FE AL DIOS DE LA INDULGENCIA
Y LO BUSCAN SIN MIEDO EN EL QUE SUFRE, EN EL ENFERMO,Y EN EL QUE PASA HAMBRE.
SEBEN TENDER LA MANO AL AMIGO
QUE EQUIVOCO EL CAMINO.
SUS VOCES, SUS RISAS, SUS CANTOS, SU TRABAJO, SUS LÁGRIMAS...
ESTOY SEGURA QUE LLEGAN HASTA DIOS
SON ELLOS, LOS CHICOS Y CHICAS
"LOS AMIGOS DE FRANCISCO DE ASÍS"
LAS FLORES DEL MÁS BELLO JARDÍN
EL FRUTO DE UNA SIEMBRA DE AMOR
LA ALEGRÍA SINCERA DE UN ENCUENTRO
EL ABRAZO AL AMIGO DEL ALMA.
SUS VIDAS ESTARÁN SIEMPRE IMPREGNADAS
DE LA TIERA ROJA DE DESCARGAMARÍA
DEL SONIDO DEL RÍO, DE LA PAZ Y LA BELLEZA DE ESOS PARAJES.
DE LA VOZ DE PACÍFICO LLENANDO
SUS JÓVENES CORAZONES
DE AMOR Y DE ESPERANZA.
ME ALEGRA VER NACER EN ELLOS
LOS HOMBRES DEL MAÑANA.

Y el otro día ví vuestro trabajo, vuestra ilusión para que todo saliera bien, escuche vuestras canciones y sentí vuestras lágrimas, y vuestro respeto durante toda la Euaristía, aplaudí las palabras de cariño y el reconocimiento que tuvisteis hacia Pacífico. Y me dí cuenta de que esos niños a los que yo un día les dedique este humilde poema, son ya los hombres y mujeres del presente, y cuando os miraba pensaba en vuestros hogares, en los que ya teneis hijos y estais empezando a educar, y en la suerte que tenemos de haberlo conocido, de habernos parado a escucharlo
de haberlo seguido año tras año a pesar de los pesares. Pensé con mucha alegría que esto empieza ahora, que el sabra guiarnos, y que la llama de su vida y de su gran obra, no se apagara nunca.
Con todo mi cariño gracias.

Chely dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chely dijo...

Creo que todos los que hemos conocido a Pacífico, nos figurabamos lo que iba suponer su ausencia corporal.En Cáceres se le quería mucho, y aunque su obra iba encauzada a los jovenes, también los padres nos hemos enriquecido con sus sabias enseñanzas, sus palabras siempre acertadas y contundentes; nunca dudaba cuando le consultabamos algo que nos preocupaba. La última vez que hablé con él fue en Navidad, siempre intercambiabamos felicitaciones, pero casi siempre era él el que se adelantaba y nos felicitaba primero, me dijo que la vista ya no le acompañaba para escribir, y que además quería hablar conmigo para saber como estaba. El día de S. Francisco llamaba a mi hijo para felicitarle, nunca puso distancias, ni se consideró más que nadie, al contrario, su humildad y su humanidad, le hacían diferente de los demás. Fué autentico, vivió sin miedo a nada ni a nadie, como quiso, haciendo ruido, y nadie dudaba de que ese pequeño hombre estaba lleno de Dios.
Recuerdo un día, hace un montón de años, cuando las aguas estaban revueltas, y yo estaba en medio de ellas, fuí a verle, le dije que no tenía sentido lo que estaba haciendo, que no podía seguir, y el me animó a continuar y me dijo que Dios está por encima de las miserias y las debilidades de los hombres, y que lo que yo estaba haciendo era para Dios, y ahí sigo intentando dar lo mejor de mí a tantos niños como he preparado para hacer su primera comunión, y siempre recuerdo sus sabias palabras.
El martes, fue para mí un lujo poder proclamar la lectura en esa Eucaristía multitudinaría, con tanta gente que quiso despedirle y agradecerle todo lo bueno que ha hecho en cáceres, fue una autentica fiesta, seguro que desde el cielo disfrutó mucho viendo la iglesia franciscana abarrotada de gente, y seguro que estuvo pasando lista, por si faltó alguien.

 
subir